Las nueve zonas con más riesgos para la seguridad en las elecciones

Gobierno las priorizó ante presencia de grupos armados, amenazas y homicidios de candidatos.

A seis días de las elecciones locales, las autoridades concentran su atención en nueve zonas del país en donde la presencia de grupos armados y de disidencias, el narcotráfico y posibles hechos de corrupción amenazan la tranquilidad en los comicios del 27 de octubre.

Las alertas se mantienen porque en lo corrido del año han sido asesinados tres aspirantes a la alcaldía y 10 al concejo, en diferentes zonas del país. Fuentes de la Fiscalía aseguran, además, que han recibido las denuncias de 605 candidatos amenazados, entre ellos 25 a la gobernación y 280 a las alcaldías.

El último atentado registrado fue el que sufrió ayer Luis Peláez, candidato del Polo a la Asamblea en Antioquia, cuando desconocidos le dispararon a su vehículo. Resultó ileso gracias al blindaje del carro.

Ante este tipo de riesgos, al menos 1.074 candidatos tienen medidas de protección. Y el Gobierno activó el Plan Ágora, con el que espera mantener la tranquilidad en los 11.813 puestos de votación en el país.

Cauca, en alerta roja

Una de las nueve zonas que el Gobierno priorizó desde septiembre es Cauca. En este departamento, 29 municipios tienen riesgos por violencia y 13, por posible fraude.

Precisamente en Cauca se dio uno de los casos que más ha generado rechazo en la campaña electoral: el homicidio de Karina García, quien aspiraba a la alcaldía de Suárez, y fue asesinada por las disidencias, que dispararon ráfagas de fusil sobre su vehículo y lo incineraron. La candidata se desplazaba junto con otras cuatro personas, entre ellas, su madre.

Según la Misión de Observación Electoral (MOE), desde octubre del 2018 al 26 de setiembre del 2019 en Cauca se han reportado 12 amenazas a candidatos, cuatro atentados y tres asesinatos de líderes políticos. En la zona, además, según la Unidad Nacional de Protección (UNP), hay 74 candidatos con esquemas de seguridad.

La Defensoría del Pueblo ha emitido siete alertas tempranas en la región, y las últimas se concentran en Caloto, Corinto, Suárez y Santander de Quilichao. Precisamente hace poco Rubén Darío Banguero, candidato a la alcaldía de Caloto denunció que desconocidos lanzaron un artefacto explosivo hacia su vivienda. Así mismo, la candidata al concejo de El Tambo por Alianza Verde, Yurany Morán y el candidato a la alcaldía del municipio de La Sierra, Cauca, Miller Hurtado, denunciaron amenazas.

En Cauca hay tres frentes de las disidencias, entre ellos la columna móvil ‘Jaime Martínez’, al mando de ‘Mayimbú’, quien habría participado en el asesinato de Karina García. Además se encuentran dos frentes del Eln, que según el jefe seccional de la Fiscalía en Cauca, Raúl González Flechas, “suman 2.000 hombres en armas”.

Candidatos con amenazas

Candidatos con amenazas.

Otras zonas en la lupa

Otra de las regiones priorizadas es Cúcuta y la región del Catatumbo, Norte de Santander. Allí, los mayores riesgos de seguridad están en la zona de frontera, principalmente por amenazas a candidatos por parte del Eln, los ‘Pelusos’ y las disidencias.

En Arauca (Arauca) la alerta se concentra por la injerencia histórica que en la región ha tenido el Eln. El gobernador Ricardo Alvarado, de Arauca, señaló que aunque no se han registrado ataques a candidatos, se siente la zozobra. “Hace varias semanas no se registran ataques a la Fuerza Pública por parte del Eln. Esperamos que las elecciones terminen en calma”, señaló.

En Tumaco (Nariño) el riesgo para los candidatos y las elecciones se mantiene principalmente en la zona rural, en donde hay cinco disidencias, en las que sobresalen el frente ‘Oliver Sinisterra’, ‘Guerrillas Unidas del Pacífico’ y los ‘Contadores’, dedicadas al narcotráfico. En Tumaco las autoridades han calificado la situación como crítica por las constantes amenazas contra los candidatos y el trasteo de votos.

Otra de las zonas con riesgos de seguridad es Soledad (Atlántico), en donde, además de las alertas por delitos electorales, se han registrado 17 amenazas a candidatos. Uno de ellos es el hijo de Gustavo Petro, quien aspira a la gobernación y dijo que su movimiento Colombia Humana fue amenazado.

Al Gobierno también le preocupa Caucasia, el bajo Cauca antioqueño y el sur de Córdoba. En esta subregión se mantiene una guerra territorial entre el ‘clan del Golfo’ y los ‘Caparros’, quienes eran aliados pero por el control de la producción de cocaína, la explotación ilícita de oro y el cobro de las extorsiones quedaron enfrentados. A raíz de esa guerra se ha registrado un aumento significativo en los homicidios.

Otra área con la lupa puesta es Quibdó (Chocó), en donde tradicionalmente se ha mantenido el bloque de guerra occidental del Eln. En esta región los combates entre el Eln y el ‘clan del Golfo’ han generado desplazamientos y confinamiento de poblaciones afro e indígenas. En la región, las elecciones se pueden ver afectadas por las intimidaciones de la guerrilla a la población civil.

La Fuerza Pública también tiene en la mira al Valle del Cauca y las islas de San Andrés.

La estrategia que desarrolla el Gobierno

La ministra de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, aseguró que a comienzos de julio el Gobierno presentó el Plan Ágora, en el cual se identificaron 130 municipios con alto riego de violencia.

Gutiérrez dijo que este plan, en el que trabajan todas las fuerzas del Estado, ha dado resultados, aunque las solicitudes de protección a la UNP se “desbordaron” cuando comenzó la campaña: a la fecha hay 2.240 candidatos protegidos. Se reforzó la seguridad en los territorios con mayor riesgo, y también habrá acompañamiento después de las votaciones.

El Catatumbo, en alerta por amenazas a candidatos y votantes

Banderas del Eln

En la zona hace presencia el Eln.

Los atentados a 19 candidatos, entre ellos el crimen del aspirante a la Alcaldía de Tibú, Bernardo Betancur, ocurrido el 15 de septiembre, y las amenazas a otros 32 candidatos, tienen bajo la lupa a los 11 municipios del Catatumbo, en Norte de Santander.

La Policía Nacional y el Ejército desplegarán más de mil unidades para garantizar la seguridad en los comicios, tanto en las vías como en las zonas rurales.

Dos municipios en riesgo son Tibú y El Tarra. Ambos ya habían sido declarados por la Misión de Observación Electoral (MOE) en riesgo extremo por la presencia de grupos armados ilegales, como las disidencias de las Farc, el Eln y el Epl, conocido en la región como ‘los Pelusos’, quienes se enfrentan por los corredores del narcotráfico.
Son precisamente las disidencias de las Farc quienes tienen en máxima tensión a Tibú.

La comunidad de ese municipio ha advertido que comisiones de este grupo armado han llegado hasta sus casas a intimidarlos y amenazarlos para que se abstengan de salir a votar este 27 de octubre.

El comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Fabián Ospina, asegura que la entidad no ha recibido amenazas de ataques para esta importante fecha. “En este caso no estamos en sobreaviso. Sin embargo, la estrategia del Presidente, el Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior ha sido priorizar y aumentar radicalmente la presencia de la Fuerza Pública en estos municipios”, explicó Ospina.
Este plan ha tenido un desarrollo de más de tres meses y busca proteger a la comunidad desde todos los flancos.

“Los grupos armados ilegales no van a esperar al 27 de octubre, ellos todos los días están realizando actos delictivos para desestabilizar a la comunidad, por lo que nuestros soldados están todo el tiempo en función de neutralizar cualquier actividad sospechosa que pueda desembocar en un acto de terrorismo”, explicó el comandante de la Segunda División del Ejército, general Mauricio Moreno, quien fue recientemente objetivo de un atentado en una de las vías de la región.

A los ataque contra los políticos, las organizaciones sociales de la región han denunciado que en el último mes van 4 amenazas contra líderes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *