Mueren dos personas en medio de combates entre el Eln y el Epl en el Catatumbo

Dos personas más, entre ellas un menor de catorce años, resultaron heridos durante el choque armado en zona rural de San Calixto, Norte de Santander

Jesús David Julio Peña y Virgilio Cuadros murieron en medio de un enfrentamiento entre el Eln y el Epl en la vereda El Cerro a unos 40 minutos del casco urbano del municipio de San Calixto.

Según José Luis Franco Pinzón, personero de esta localidad, los combates  se registraron en la madrugada del jueves en una amplia zona donde además colindan  las veredas Quebrada Grande y Lagunitas donde otras dos personas, entre ellas un menor de catorce años, resultaron  heridas.

Hacia las seis de la mañana se conoció que una de las casas fue objeto de disparos indiscriminados que ocasionaron la muerte de Julio Peña. Sus familiares resultaron ilesos. En otra vivienda se reportó la muerte de Cuadros.

Lea más sobre este tema en: La situación en el Catatumbo “es una violación al Derecho Internacional Humanitario”: OEA

“Nos da miedo ingresar sin orden pues así como pasó esto, no nos da la seguridad a nosotros para salir”, dijo el personero. Sin embargo, decidió llegar hasta el sitio con una ambulancia. La casa estaba completamente agrietada por los impactos. Allí mismo, quedaron a la espera de recibir a los heridos que traían a pie desde otros puntos a donde no llegan vehículos. Franco también informó que las dos personas muertas son civiles ajenos al conflicto. El defensor regional del pueblo Nelson Arévalo Carrascal ingresó con una comitiva humanitaria a otros puntos del Catatumbo y evidenció durante el recorrido por Puente Búrbura y Potrero Grande que “no se encontró ni un solo vehículo en la vía, hay soledad y los negocios y casas cerradas”.

En San Calixto, creció el temor en sus habitantes pues  las casas amanecieron pintadas con grafitis alusivos al paro declarado por el Epl.

Lea más en: La educación, nueva víctima del conflicto en el Catatumbo

Explosivo en Ocaña

Un artefacto explosivo, al parecer tipo granada de fragmentación, fue lanzado hacia las tres de la madrugada del jueves a una estación de servicio al sur de Ocaña, Norte de Santander, ocasionando solo daños materiales. Según el Mayor William Moyano, comandante del Segundo Distrito de Policía, dos personas que se movilizaban en una motocicleta lanzaron el artefacto. Se investiga cuáles son las circunstancias de este hecho pues según el oficial no se conocen amenazas contra el propietario del negocio de venta de combustible.

Este hecho se registra al tiempo que circula un comunicado del  grupo armado organizado Epl  en el que extienden sus acciones de paro a los establecimientos comerciales como billares y bares y otros que funcionan los fines de semana en Ocaña. Ante estos casos, el alcalde encargado del municipio, Juan Pablo Bacca Manzano, ordenó adelantar un consejo de seguridad para determinar la procedencia del documento y tomar acciones preventivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *