Conseguir trabajo sin experiencia requiere un cambio de mentalidad

En muchas ocasiones los empleadores buscan son personas con conciencia de las dinámicas laborales.

La Organización Internacional del Trabajo estima que dos de cada cinco jóvenes se encuentran en situación de desempleo o en un trabajo que los mantiene en condiciones de pobreza. Según un informe publicado por la Universidad Libre de Colombia, en el que se analizan cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), sobre desempleo, 3’400.000 personas entre los 18 y los 28 años de edad no tienen actualmente un empleo formal. Este número representa el 42 por ciento de los jóvenes colombianos y muestra cómo la falta de oportunidades para ellos es una de las grandes problemáticas que enfrenta el país, con el agravante de que va en aumento. El Dane reveló que el indicador de desempleo en esta población el primer trimestre de 2018 fue 16,8 por ciento, un punto más que en el mismo periodo de 2017 cuando fue de 15,9 por ciento.

Una de las razones que llevan a este nivel de desocupación de los jóvenes es la falta de experiencia a la hora de presentarse a su primer trabajo, porque los empleadores les exigen tenerla, una situación paradójica que no les permite iniciar su vida laboral. Para mitigar esta situación, el Gobierno ha tomado varias medidas que estimulan la formalización laboral y otorgan incentivos fiscales y parafiscales a quienes dan trabajo a los jóvenes. Sin embargo, estos estímulos no han sido suficientes.

Isabel Londoño, Doctora en Educación de la Universidad de Harvard y asesora en temas de Transición Laboral, dice que esta situación se da porque la sociedad ha creado pocas oportunidades de aprendizaje para los jóvenes en las cuales ellos aprendan lo fundamental para iniciar su vida laboral como lo es la ética del trabajo. “A veces cuando las empresas hablan de ‘gente sin experiencia’ no necesariamente es por la falta conocimiento técnico, pues eso es algo que se puede resolver. Lo más problemático es lo referente a lo que significa trabajar”, dice, refiriéndose a las dinámicas relacionadas con el cumplimiento de horarios, las relaciones con los jefes y con los colegas, el seguimiento de órdenes y los comportamientos de cuidado con los lineamientos de las organizaciones, entre otros aspectos básicos de la vida laboral.

Si bien es cierto que esas dinámicas se aprenden con la experiencia laboral, no es la única forma de adquirirlas, y para eso, una de las sugerencias de Londoño a la hora de presentarse para un trabajo es resaltar las dinámicas aprendidas en otros contextos. “Los jóvenes que han hecho voluntariados o que han sido parte de los equipos deportivos de sus colegios y universidades pueden destacar esa experiencia con su posible empleador”, afirma. Haber pertenecido oficialmente a un equipo de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte denota que una persona es disciplinada y maneja la frustración, que está entrenada para respetar las reglas y pensar estratégicamente, entre otras habilidades requeridas por los empleadores.

 

“Los jóvenes tienen un potencial que a veces ni ellos mismos reconocen. Por eso, es importante que las empresas logren verlo y los apoyen para el desarrollo de esas capacidades en la nueva etapa que empiezan en el mundo del trabajo”, comenta Javier Texidó, presidente de Nestlé Colombia.

Actualmente, esta compañía impulsa a los jóvenes a iniciar su vida laboral mediante diferentes acciones. Por ejemplo, a través de la realización del Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico, un espacio en el cual líderes, emprendedores y estudiantes entre los 18 y los 28 años de edad, provenientes de los países miembros de esta organización latinoamericana, se reúnen a explorar diversos temas relacionados con el trabajo y el empleo juvenil.

La tercera edición de este evento será del 27 al 30 de junio en Cali, donde los temas principales serán la valorización de la educación técnica, los trabajos, el futuro, y el emprendimiento innovador y sostenible; además de otros que lleven a los jóvenes a ver su potencial laboral desde otras perspectivas y con un cambio de mentalidad, que los saque de las estadísticas de desempleo juvenil y los motive a alcanzar sus metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *